Banco de Hábitat Bosque Seco Tropical del Cesar
Esperanza, iniciativa, futuro

Screen Shot 2021-08-26 at 3.03.39 PM.png

A través del convenio entre el Programa Riqueza Natural de USAID, propietarios de predios en el departamento del Cesar y Terrasos, se consolida el Banco de Hábitat del Cesar, una iniciativa privada donde se podrán realizar acciones de conservación y restauración en el Bosque Seco Tropical, uno de los ecosistemas más amenazados en el país. Este Banco de Hábitat es el cuarto registrado para Colombia y el segundo en este tipo de ecosistema.

Con el desarrollo de este proyecto se busca preservar y recuperar 930 hectáreas, ubicadas en los municipios de Valledupar y Copey. Durante al menos 20 años, estas tierras fueron dedicadas a la ganadería de carne, bajo prácticas sostenibles, lo que permitió que se conservara una extensión significativa de bosques maduros. Con el tiempo y producto de la violencia en Colombia, el territorio y con este las practicas productivas fueron abandonadas, lo que permitió la recuperación de más extensiones de bosque.

 

En la actualidad, los propietarios, quienes pudieron regresar al territorio después de 15 años, han decidido seguir promoviendo la conservación y recuperación del bosque y vincularse al Proyecto de Banco de Hábitat para aportar no solo a la conservación de los ecosistemas, sino también al desarrollo económico rural.

Transformación del territorio

Este nuevo Banco de Hábitat podrá coexistir con proyectos de infraestructura como vías, líneas de transmisión de energía y generación de energía a través de paneles solares, realidad que ayuda a romper paradigmas relacionados con le hecho de que los proyectos de conservación solo puedan desarrollarse en áreas sin o con poca intervención. Así mismo, abre la puerta a la posibilidad de vincular áreas de predios inmersos en matrices transformadas, precisamente como medida de contención de la ampliación de la frontera agropecuaria.

Si su obra, proyecto o actividad se encuentra en cualquiera de las áreas azules de los mapas que se presentan al costado, usted puede dar cumplimiento en este Banco de Hábitat a sus obligaciones ambientales derivadas de las inversiones forzosa de no menos del 1% o de las compensaciones por perdida de biodiversidad, tanto obligatorias como voluntarias.

Para obtener información adicional puede ponerse en contacto con nosotros o dejar sus preguntas a través de la pestaña de Contacto.

Ambito_geografico_1P_LaLopeLaDescubierta.jpg
Ambito_geografico_Biomas_LaLopeLaDescubierta.jpg

Importancia del área seleccionada

El Banco de Hábitat Bosque Seco Tropical del Cesar, se ubica al interior de un remanente del Bosque Seco Tropical (BsT), ecosistema fundamental para la conservación de diversas especies endémicas de la región, así como para la regulación hídrica, la fertilidad de los suelos, producción de alimentos, fijación de carbono, contribución al desarrollo cultural, ambiental, económico y social de la zona, razón por la cual el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo sostenible lo ha catalogado como un ecosistema estratégico en el país .

 

Específicamente en el Caribe, se estima que se conserva cerca de la mitad de las 417,838 ha del BsT, remanente en Colombia, sin embargo, la disminución es considerable en la cuenca del río Cesar en donde se ha perdido el 70,4% de las coberturas con respecto al año 1986. Considerando las necesidades de conservación y gestión de este ecosistema, el establecimiento de es Banco de Hábitat se configura como un mecanismo que aporta a los procesos de conservación regionales.

Especies de importancia para la conservación

De acuerdo con información secundaria y la caracterización de línea base realizada, en este Banco de Hábitat estamos protegiendo más de 72 especies de plantas vasculares, 200 de aves y 27 especies de mamíferos

Este Banco sirve de hábitat para especies como el Mono Capuchino (Cebus versicolor), un primate endémico de Colombia, 6 especies de aves casi endémicas, así como más de 30 especies de fauna y flora listadas en algunos de los apéndices del CITES y en alguna de las categorías de amenaza de la UICN. La presencia de estas especies, valida la importancia de dirigir esfuerzos de conservación en los relictos del Bosque seco Tropical en el departamento del Cesar